19/12/2018

Facultad de Bellas Artes de Granada

«Como si se tratara de una práctica oracular, este proyecto es capaz de señalar como en lo más cotidiano cualquier aprendizaje que toma como fin la propuesta de llegar a algún lugar, puede estar señalando algún tipo de avance o progreso, teniendo en cuenta o no una salida. El tomar como perspectiva un recordatorio en el que no existe la pobreza en el pasado, es la única manera de reconocer las señales que aparecen en nuestro camino, así como de dejarse guiar por ellas. El tipo de ejercicio que producen prácticas como estas "hace volar por los aires las abstracciones prácticas y teorías heredadas que suelen describir 'la cultura' como espiritualidad ineficaz, como campo de sensibilidad antitética con la verdad y la práctica"». (Senén, 5 : 2019)

En mis huellas surge a raíz de un proyecto de investigación desarrollado en la Facultad de Bellas Artes de Granada sobre el concepto de alteridad también conocido como conocimiento intersubjetivo. Esta forma de conocimiento alterna el de uno propio con el del otro, proponiendo de tal manera un saber que cohesiona diferentes puntos de vista. Aún así, eliminar la existencia de lo otro significaría construir una realidad que se puede definir como un TODO, difuminado la frontera que separa al sujeto con lo que le rodea.

 

Esta práctica es la que llama George Gurdjieff el paso de la dualidad a la trinidad y/o el triángulo de improvisación y creación, la cual además de introducir el principio activo de toda creación artística, nos une a todos con aquello que hace capaz al espectador de introducirse en una obra como la prolongación de sí mismo. Esta construcción introduce la unidad en diversidad y además nos puede elevar al verdadero estado de consciencia del plano fenomenológico y trascendental, llamado también para los tibetanos la naturaleza de la mente. 

Este salto de la línea continua de relaciones entre lo social y lo individual al triángulo en trinidad, supondrá el encuentro del punto armónico entre todo lo que nos rodea. Así se generará una comprensión acerca de aquello que mueve y transforma todo desde el principio de sostenibilidad y permanencia de nuestro universo. De este modo, podemos comprender las diferentes relaciones que presentan entre sí las distintas realidades del saber de nuestro pensamiento, en cuanto a la naturaleza de la mente se refiere, tratando de organizar y comprender un cosmos que está ordenado por el buen ritmo, es decir en composición, armonía y fluidez. 

Pero debido a las dificultades de comunicación y accesibilidad se requiere en nosotros una actividad más consciente capaz de llevarnos a aquello que queremos. A través de lo más cotidiano olvidamos como cualquier señal de nuestro destino es capaz de orientarnos por un camino u otro, y aquí nuestro cuerpo y la experiencia que con el se experimenta nos da las claves para sobrepasar de una manera exitosa los obstáculos que en nuestro caminar se presentan. Por ejemplo en este proceso de investigación se ha decidido focalizar el trabajo en los puntos de encuentro de libre publicidad donde con tanta acumulación de papel es casi imposible encontrar alguna información valiosa.

 

En el espacio de uso individual para el aseo, los baños, se realiza una limpieza del espacio público y de uno mismo, en esa frontera que se produce entre lo de afuera y lo de a dentro. Por lo tanto, a la vez que se reproduce la escena de representación de este recorrido, se puede dibujar otra de una manera más compleja en la parte menos terrenal de nuestra existencia. Con los restos recogidos de la destrucción de los intervención se realiza una instalación en el techo al modo en que se describen las pruebas de una escena del crimen o una constelación de estrellas. De la misma forma en que se realiza la investigación de una ilegalidad, se produce la de este proyecto. Las señas que marcan el estilo de un artista a la vez pueden servir para incriminarle. 

1/4

«El arte del futuro necesita de una visión urgente de enseñanza en cuanto adquiere una producción artística de autorreflexión y criticidad capaz de generar unos procesos de formación que cooperen entre el pasado, presente y futuro de nuestra cultura. El plantear un proyecto utópico como este, demuestra la falta de visión de nuestra sociedad para encontrar un camino de orientación que sanee las líneas principales de la cultura de la información. Este tránsito geográfico por los diferentes espacios que configuran la ciudad, parece tener un sentido claro en nuestro papel como habitantes de un determinado lugar, pero ¿sómos conscientes de las relaciones que se producen desde nuestra posición como sujeto?  

‹La noción de una "estética forense" [...] es al mismo tiempo diagnóstico de la condición de la sensibilidad dominante en esta época, y una propuesta estratégica para la lucha de los dominados. [...] Por otro lado, la presentación de pruebas forenses es un campo que por su propia epistemología materialista y animista tiende a ubicarse en las fronteras físicas y conceptuales: en los espacios periféricos donde el poder ejerce su violencia fuera de todo contrapeso político›. Además en la ambivalencia de presencia y ausencia que hay en el juego de la deconstrucción de los siete lugares elegidos, la fotografía instantánea es una pieza única igual que el rastro que se ha registrado en el muro, mostrándose también en el espacio expositivo como pieza fetiche.» (Senén, 29 : 2019)

Los siete lugares de encuentro en mi interior, 2018
Bolsas herméticas, fragmentos de papel encolados montados sobre cartulina y rotulador.

9,5 x 6,1 cm c.u.

1/13
En mis huellas 
12 Ene. de 2019
© de los textos y las 
imágenes: Manuel Senén 
© de los videos:
sus autores
Diseño y maquetación:
Manuel Senén Ruiz 
72 páginas.
Comprar
Descargar ebook

Manuel Senén Ruiz © 2019

  • correo
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Vimeo Icon